En Valle Alto de Salamanca: Convenio entre INIA y Minera Los Pelambres entregará nuevas y mejores herramientas a pequeños agricultores

El Programa de Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT) busca entregar conocimientos a los agricultores del sector alto de la comuna, para contar con mejores prácticas de riego y uso del agua, considerando el contexto de escasez hídrica.

Trabajo conjunto se extiende ya por 13 años, y ha permitido beneficiar a más de 2.000 regantes de la cuenca del Río Choapa a través de proyectos de infraestructura, investigación e iniciativas de transferencia tecnológica.

Para los regantes y agricultores de la provincia del Choapa y la región de Coquimbo, no sólo es fundamental disponer del recurso hídrico de manera permanente, sino tambiénutilizarlo de manera más eficientedurante los períodos de siembra.

Con miras a apoyar el cumplimiento de este desafío, Fundación Minera Los Pelambres y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA)firmaron un nuevo convenio de colaboración, esta vez para entregar herramientas y conocimientos a los regantes del Valle Alto de Salamanca a través del Programa de Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT).

“Este es un día bien importante para nosotros, porque hemos logrado un acuerdo con INIA para desarrollar grupos de agricultores y avanzar en los procesos tecnológicos para mejorar sus rendimientos. Los Grupos de Transferencia Tecnológica van a estar enfocados en mejorar las tecnologías de riego, en la aplicación, uso y gestión del riego en sus predios”, señala Claudia Sandoval, gerente de Fundación MLP.

En concreto, el Programa GTT reforzará la formación de agricultores innovadores, mediante instancias de extensión y capacitación que se resumen en 6 sesiones de capacitación grupal y otra en terreno durante los tres años de duración, que también facilitarán el establecimiento de unidades demostrativas de eficiencia hídrica para la producción deuva pisquera, nogales y damascos, entre otros productos. Para su desarrollo, serán organizados en cuatro grupos de 15 integrantes cada uno, según la ubicación de sus predios en las localidades de Cuncumén, Batuco-Tranquilla, Chillepín y Coirón-Punta Nueva.

Francisco Meza, ingeniero agrónomo y especialista en gestión de recurso hídrico de INIA Intihuasi, destaca la importancia de este tipo de capacitaciones para unaagricultura sustentable yel cuidado del agua. “Es muy interesante cómo los usuarios aprenden y mejoran su condición productiva, logrando productos de mejor calidad, sin descuidar el cuidado ambiental, una temática que es muy relevante hoy en día. Si no tienes esa capacitación, el deterioro en el rendimiento y la calidad del producto puede hacer que el agricultor abandone” el proyecto, plantea Meza.

En dichos talleres,se entregaránademás herramientas y conocimientos para identificar y fortalecer la identidad productiva del Valle Alto de Salamanca.

Unaalianza conhistoria

El convenio firmado entre Fundación Minera Los Pelambres y el INIA viene a fortalecer un trabajo conjunto que ya se extiende por 13 años, y que persigue únicamente desarrollar iniciativas en conjunto para apoyar el desarrollo de la agricultura en el Valle del Choapa.

Una de estas instancias es la participación y coordinación de ambas entidades en el “Sub comité Hídrico del Valle Alto”, plataforma que permite canalizar los diversos apoyos para fortalecer a los pequeños productores, en ejes estratégicos que buscan asegurar la sostenibilidad de su actividad productiva.

Los pilares del subcomité apuntan a mejorar las condiciones productivas para la disminución de las brechas de producción y calidad en relación a la disponibilidad y aplicación del riego; promover la alianza público-privada para el fortalecimiento de la actividad productiva de los habitantes del Choapa; promover la agregación de valor de productos locales y difusión; y promover y apoyar la capacitación, transferencia tecnológica e instalación de capacidades en temas hídricos, como es el caso del Programa GTT.

De esta manera, la alianza público-privada ha permitido beneficiar a más de 2.000 regantes de la cuenca del Río Choapa.