Municipalidad de Salamanca inicia licitación de leaseback por 3.500 millones para subsanar deudas

De no cumplir con los pagos, la Municipalidad de Salamanca se arriesga a perder dos inmuebles: El Edificio Consistorial y el Gimnasio Municipal, que incluye el Estadio N° 1.

Este martes, la Municipalidad de Salamanca inició a través de la sistema Mercado Público el proceso de licitación 3686-3-LR20, para contratar un leaseback de 3.500 millones de pesos para financiar el “reordenamiento de los pasivos y otros de la Municipalidad de Salamanca”. La licitación establece el pago en cuotas durante 12 años (144 meses).

La Municipalidad estableció dos inmuebles como objeto del contrato: El Edificio Consistorial y el Gimnasio Municipal.

La contratación del leaseback cuenta con la aprobación y autorización del Concejo Municipal y fue autorizada por el Ministerio de Hacienda, y su Dirección de Presupuesto.

En la licitación, podrán participar “todo banco e institución financiera, chilenas o extranjeras, habilitadas para funcionar legalmente en Chile”. Las instituciones interesadas, deberán ofertar su propuesta antes del día 6 de marzo próximo, a las 17:00 horas.

“El contrato se sujetará a la modalidad de rentas mensuales fijas, expresadas U.F (Unidades de Fomento), por un plazo de ciento cuarenta y cuatro (144) meses y se pagará por su equivalente en pesos moneda nacional, de acuerdo al valor oficial de la U.F determinada por el Banco Central de Chile, al día de pago efectivo de la respectiva renta. El monto de las rentas deberá incorporar todos los costos, intereses y comisiones si los hubiera, y que estén asociados a la operación materia de encargo”.

El 27 de noviembre pasado, el alcalde Fernando Gallardo señaló en una entrevista radial, que se podrán “cancelar estos 3.500 millones de pesos a los proveedores que le debemos”.

¿Futuro dolor de cabeza?

Al llegar los recursos, Rodrigo Muñoz, jefe de Administración y Finanzas de la Municipalidad de Salamanca, deberá distribuir los recursos adeudados. Rodrigo Muñoz fue severamente cuestionado por la Contraloría General de la República por su manejo en la administración de los recursos financieros de la Municipalidad durante la administración política de Gerardo Rojas. Lejos de respaldar las sanciones impuestas por Contraloría, Gallardo respaldó a Muñoz y redujo las sanciones. Un hecho que molestó a los cercanos de Gallardo.

Por lo mismo, muchos ven el leaseback como un futuro dolor de cabeza, o incluso, la pérdida inminente de parte del patrimonio municipal, que será puesto en prenda para la obtención del préstamo. Y es que pocos creen en las capacidades de Gallardo para arreglar el problema financiero, más aún, si trabaja con el mismo equipo que generó el problema.

¿Qué es un leaseback?

De acuerdo a la propia licitación, un leaseback “es un contrato en virtud del cual una persona natural o jurídica vende un bien de su propiedad, de naturaleza mueble o inmueble, a una empresa de leasing, la que le concede en leasing el uso del mismo bien, contra el pago de una renta periódica, durante un plazo determinado, y al final le otorga la opción de comprar el bien, previo pago del valor residual preestablecido, de prorrogar el contrato o devolver el bien”.

Te puede interesar …